Aplaudamos a las Bandas, crecer con la música

La iniciativa busca fortalecer proyectos musicales, bandas u orquestas, formadas o por gestarse, para igualar oportunidades y desarrollar el potencial musical cordobés. Lucía Vallesi forma parte del equipo y comparte sobre esta acción única en el país.

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on email

La música tiene el don de unirnos a través del sonido y amenizar momentos. Regala recuerdos y da vida al cuerpo a través del movimiento. Muchas veces se presenta como un bálsamo que acuna el alma y otras como la explosión de la creatividad con personas que laten al mismo compás.

El pasado 22 de noviembre se celebró en distintas partes del mundo el Día de la Música. Desde Comunidad visitamos la Agencia Córdoba Cultura y dialogamos con Lucía Vallesi quien forma parte del equipo que lleva adelante una iniciativa única en el país: el programa Aplaudamos a las Bandas.

Esta acción surgió a mediados del 2018. Sus objetivos son apoyar la labor musical en toda la provincia y brindar herramientas de contención social y comunitaria a través de la música.

Para lograr esas metas, Vallesi explica que el programa tiene dos partes. La primera consiste en la entrega de créditos blandos a bandas y orquestas de todos los géneros que recién comienzan. La segunda, que coordina, es apoyar con subsidios no reintegrables la labor de orquestas sociales y bandas infanto juveniles de barrios de bajos recursos como así, también, a las instituciones o actores sociales que quieran formar una.

Sin instrumentos es imposible mantener o gestar una formación musical. Por eso, a través de esta iniciativa se procura acompañar a las músicas y músicos con la compra de guitarras, violines o flautas, timbales o tambores, todo lo que requieran y precisen para poder despegar.

“Muchas veces los organismos musicales no nacen porque no tienen instrumentos, no porque falten ni las ganas ni la estructura. Por ejemplo, un municipio del interior puede tener la estructura, pero no puede comprar instrumentos porque son costosos”, dice Vallesi quien también es música.

Ante esta necesidad, desde la cartera de cultura se coordinó con la Cámara Argentina de Fabricantes de Instrumentos Musicales de la República Argentina (CAFIM) para la compra de los instrumentos. Así, las flautas que se soplan, las guitarras o violines que se tocan, fueron hechos por fabricantes locales ubicados en distintos puntos del país. Un instrumento con sello cordobés son los timbales que un fabricante realiza en nuestra ciudad con gran calidad.

“Desde la primera entrega que fue el 28 de junio del 2018 hasta ahora, facilitamos 1.596 instrumentos”, comparte con entusiasmo.

Con la música a flor de piel

 

La particularidad que distingue la historia de Lucía es que tiene una gran trayectoria como instrumentista -es violonchelista- y directora coral. Desde pequeña conoce el ambiente ya que su padre también fue músico. Comprende, hace décadas, el valor, esfuerzo y dedicación que conlleva consagrar la vida al arte.

Por eso, para ella, formar parte de este programa le llena el alma de felicidad.

“La importancia de las bandas infanto -juveniles no es solamente cultural, es inclusiva”, dice y recuerda que a través del programa conoció a un joven que luego de recibirse volvió a su lugar natal para formar una banda. El músico dejó la capital y partió para el departamento de Calamuchita, a Villa Rumipal, perla serrana, para aportar desde la música a la comunidad que lo vio crecer.

También recuerda un concierto que se celebró recientemente en el Buen Pastor. Parte del programa es, a la vez, fomentar los toques en vivo. “Me sorprendió el nivel musical”, describe sobre la presentación de Los Histriones, primera escuela musical inclusiva. De igual manera menciona a otra institución: Fundación Empate, primera escuela de fútbol, tenis, música y arte gratuita para niñas, niños y adolescentes con Síndrome de Down, que también es parte del programa.

“Las orquestas tienen una función muy importante. La gente tiene ganas de escuchar y participar”, afirma.

— ¿Cómo se pueden contactar las bandas u orquestas?

— La Agencia hace la publicidad del programa. Quien quiera participar, debe llenar un formulario y presentar una nota vía SUAC. Desde el Directorio se eligen las instituciones. En realidad, no es que se elijan. Hasta ahora todas las instituciones que se han presentado han recibido instrumentos.

— Entonces, ¿no hay selecciones?

— No. Ya te digo, al momento se han entregado 1,596 instrumentos a 114 instituciones de la capital y del interior. Es un programa maravilloso y tengo la suerte de ver el progreso de mucha gente. Nos envían videos y grabaciones. Como música, sé el esfuerzo que hacen y es ahí donde siento que todo se justifica. Otro punto es que no preguntamos el repertorio, eso no depende de nosotros.

— ¿Cuál es el valor del programa como política pública?

— El Estado está presente. Y, además, se dio la posibilidad de trabajo a los fabricantes de instrumentos. Es una cadena positiva. En este sentido, quiero y hago énfasis en la importancia de esta acción tanto a nivel escolar como cultural. No existía una iniciativa así.

Lucía cuenta que toda la Agencia se moviliza cuando se realizan las entregas de instrumentos. Estos actos se desarrollan en el Centro Cívico del Bicentenario cuya explanada se llena con colectivos que traen orquestas de diversos puntos de la provincia.

Resalta, además, que cuando se realiza la entrega también se firma un convenio de uso por el cual el instrumento queda a préstamo durante un año. Una vez que se cumple el plazo y se corrobora su buen uso del mismo y funcionamiento, se donan y son parte de las orquestas o bandas.

Antes de finalizar, Lucía enfatiza que sus vivencias corresponden a una parte del programa ya que el mismo está compuesto por dos ejes. El apoyo a las incipientes formaciones locales a través de los créditos blandos es tan necesario como el equipamiento instrumental para bandas u orquestas infato – juveniles.

La música, de esta manera, se convierte en una posibilidad de comprender la vida desde otras dimensiones, explorarla y compartirla. Siembra para jóvenes que encuentran en la música un camino para transitar.

Para conocer más acciones e iniciativas que fortalecen la cultura y el arte cordobés desde el Gobierno provincial, hacé clic acá e ingresá al portal Gestión Abierta.

Perfil

Nació en Mendoza. A los 20 años partió para la ciudad de La Plata donde estudió dirección orquestal y se licenció como profesora. Trabajó en la Universidad de Tucumán hasta que un nuevo destino llegó a su vida: Verona, Italia, donde vivió durante 20 años.

De regreso a la Argentina, estuvo en la Universidad de San Juan donde trabajó con el coro universitario. Actividad que se repitió en la Universidad de Mendoza. Cuando se estableció en Córdoba, ingresó al Teatro del Libertador donde dirigió el Coro Polifónico.

 

Actualmente trabaja en la Agencia Córdoba Cultura en el equipo técnico que lleva adelante el programa Aplaudamos las Bandas, donde vuelca toda su experiencia y formación. Su pasatiempo es la música, presente 24/7, es violonchelista y entre sus géneros preferidos se encuentra el folklore y el tango.